CARL Source

Una solución integrada en el sistema informático de la empresa

Una integración perfecta con sus aplicaciones internas

La arquitectura de CARL Source responde a las actuales expectativas en términos de interoperabilidad (SOA): los componentes servidores se descomponen en otros tantos servicios (Web Services) adaptados a cualquier colaboración entre aplicaciones, incluso en caso de heterogeneidad de las plataformas.

Este enfoque asegura la sencilla comunicación con todas las herramientas informáticas de la empresa: anuario centralizado (LDAP), sistemas de compras o contabilidad, ERP (Baan, JD Edwards, Movex, Oracle application, SAP, etc.) u otros GPAO, GTB/GTC, etc.

CARL Source se integra fácilmente en un portal de empresa: los Web Services incluidos ofrecen puntos de llamada hacia los componentes funcionales que usted desee explotar. Por ejemplo, la creación de nuevas solicitudes de intervención puede integrarse fácilmente en el sitio de intranet de su organización.

Sus herramientas de consulta estándar (Business Objects, Excel, Query, etc.) pueden explotarse para realizar sus análisis o informes de ayuda a la toma de decisiones.

Todos los datos de la aplicación son exportables con un solo clic a diferentes formatos (XML, Excel, etc.).

Gestión documental integrada

Gracias a la gestión documental integrada en la aplicación, podrá asociar ficheros multimedia (Word, Autocad, MS-Project, etc.) a cualquier elemento (solicitud de intervención, equipamiento, artículo, etc.). La administración de dichos documentos podrá o bien delegarse a un sistema de gestión externo (GED, CMS, etc.), o bien ser llevada a cabo por CARL Source en el seno de su propia biblioteca: los documentos se almacenan entonces de forma centralizada en el servidor, o simplemente se crea una referencia con un enlace URL o una ruta de acceso a la red.

Soluciones probadas de sincronización de datos

CARL Source puede gestionar varias bases de datos autónomas cuya ubicación (navíos, misiones remotas, etc.) impida una comunicación permanente con la base centralizada. Un módulo específico se encarga de la sincronización de dichas bases remotas a fin de compartir las compras, consolidar los datos financieros o técnicos y garantizar la integridad de dichos datos, incluso cuando la conexión sea intermitente (satélite, por ejemplo).